Home Investiga Logros y responsabilidades de tu hijo ¿Influye tu lenguaje?

Logros y responsabilidades de tu hijo ¿Influye tu lenguaje?

written by Alice`s Mom

Algo que me llama mucho la atención en el leguaje de los padres es la manera en que, sin quererlo, nos apropiamos de las vivencias de nuestros hijos. Me explico, si el niño se cae del tobogán ahí está el adulto que dice ‘ay que pena, nos hemos caído’. O cuando hacen los deberes con ellos y luego le preguntan ‘¿Hemos aprobado?’. Incluso en situaciones tan personalísimas como hacer caca (que ahí el trabajo en equipo yo no veo la verdad) he llegado a escuchar ‘Hoy no hemos hecho caca, eh’…Bueno más allá de lo surrealista o no de la situación, lo cierto es que por un lado ansiamos que el niño alcance su propia autonomía pero por otro el mensaje que les llega es que no lo están haciendo solos.

Creo que en los primeros meses del bebé es obvia la necesidad de hacerlo casi todo con ellos o por ellos, pero si te fijas bien enseguida empezará a dar muestras que querer ir haciendo más y más cosas solito. Cada avance para el niño es un logro que refuerza su autonomía y su propio yo diferenciado del adulto. Alrededor del año y medio o dos, comienza un período sensible que se caracteriza precisamente por la frase ‘puedo hacerlo solo’. Si conoces un poco del Método Montessori ya sabes a qué me refiero. De hecho hay una frase de María Montessori en este sentido que me gusta muchísimo por su claridad y sencillez: ‘Toda ayuda innecesaria a un niño, es un obstáculo a su desarrollo’. Así, nuestra labor de adulto es acompañar este proceso desde la intervención mínima, dejándoles hacer aquello que pueden hacer.

Pues bien, lo que quiero reforzar es la idea de no sabotear con nuestro lenguaje este afianzamiento del niño sino de acompañarle, ya sea en sus logros como en sus momentos de frustración. Hablarles en plural no es empatizar con el niño. No es lo mismo decirle: ‘vaya, que daño nos hemos hecho’, que decir ‘entiendo que te has hecho daño y te duele’. Tampoco es el mismo mensaje al decir ‘hemos estudiado mucho así que seguro el examen nos sale genial’ que decir ‘te has esforzado mucho, ánimo con tu examen’

Y claro, esto aplica también a la hora de ir asumiendo responsabilidades: es su tarea, es su responsabilidad tanto si la hace como si no. Si todo el rato utilizamos un lenguaje de equipo puede que se diluya esa responsabilidad. Y por supuesto que hay muchas cosas para hacer en equipo, con funciones diferenciadas para cada miembro, donde cada uno se sienta orgulloso y responsable de su aportación.

Cuando tomas consciencia de pequeños detalles como cuidar el lenguaje que utilizas con tu hijo te das cuenta que marca la diferencia para una buena comunicación. Yo también he utilizado esas frases del plural y a veces se me olvida y se me escapa alguna, solo que ahora me doy cuenta enseguida e intento hacerlo de otra manera. Observa tu manera de comunicarte y cuéntame si a tí también te ha pasado.

Seguro que también te gusta

Cuéntame tu opinión